Todos dependemos de Google

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Internet reflexiona sobre el poder del buscador que en tan sólo 55 minutos desconcertó al mundo entero 

55 minutos sin Google sembraron un total desconcierto en Internet. Un mensaje de alerta en el que se decía que entrar en esa dirección podría causar daños en el ordenador se coló en absolutamente todos los resultados que daba el buscador en la tarde del sábado. El problema, que hizo que el tráfico de la mayoría de los sitios experimentase un bajón considerable, ha suscitado todo tipo de reflexiones en la Red.

La primera es la gran dependencia que todo Internet tiene de Google. ¿Estamos con Google repitiendo la monocultura de Windows en la Red? Se preguntan en  ZDnet.

Lo peor es que los otros buscadores no supieron responder y aprovechar la oportunidad para ganar nuevos usuario gracias al fallo de Google. “El resto de buscadores no están preparados para aceptar las consultas que se han derivado hacia ellos gracias a la caída. Su funcionamiento ha pasado a ser mucho más lento de lo habitual”, comentan en Barrapunto.

Otra de las grandes cuestiones que han concentrado el debate es la gran y veloz repercusión que ha tenido este fallo, que quizás en otros tiempos hubiera podido pasar desapercibido para la gran mayoría de ciudadanos o medios de comunicación. Techcrunch hace una buena recapitulación de blogs de todo el mundo que siguieron la crisis minuto a minuto.

Twitter fue otra de las principales fuentes por las que se difundió el problema y hay quien se pregunta si el fallo hubiese tenido tanta repercusión sin el sistema de microbblogging.

Google que conoce bien Internet no tardó en dar su propia explicación a través de su blog en el que ha admitido que todo se trató de un “error humano”. Su técnica de comunicación ha vuelto a ser muy alabada por usar el blog corporativo como un elemento de transparencia. Pero el post de Google también tuvo su polémica.

En un primer momento, el buscador identificó el problema de clasificar todas las webs de sus resultados como infectadas por algún tipo de malware con la organización Stopbadware.org con quien colabora. Esta ONG se sintió aludida y quiso aclarar la situación.

“Google genera sus propias listas de direcciones de badware (software dañino) y ninguno de los datos que generamos afecta a las alertas en la listas de resultados de Google”, se quejaba en un primer post la organización.

Unas horas más tarde, el conflicto entre ambas organizaciones se relajaba. “El error en el primer comunicado de Google, que indicaba que le proveíamos datos erróneos, es un malententendio”, dice la ONG en la entrada actualizada en la que se muestra muy satisfecha con la reacción de Google y asegura que va a seguir colaborando con el buscador, que es uno de sus principales patrocinadores.

Todos contentos. Una vez subsanado el problema, Internet volvió a la normalidad menos para los ciertos clientes de Telefónica, que han experimentado serios problemas para acceder a YouTube durante todo el fin de semana, según ADSLzone.

La web asegura que es una cuestión que nada tiene que ver con los fallos humanos de Google, sino con un problema en la red de Telefónica, que ha generado cientos de quejas, denuncian.

Fuente: elpais.es

Suscríbete a mi Newsletter

Cada semana en tu email.

Quizás te interese

Estrategia Empresarial

¿Qué es el Marketing?

¿Qué es el marketing? Muchas personas confunden el marketing con la publicidad. En realidad el marketing es el estudio de los mercados y los consumidores