El año que conocí a Risto Mejide “2ª parte”

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Así empezó nuestra primera cita…

Andamos hacia el sofá y el llamó a su asistente para que estuviera presente, yo no acababa de entender la función de Virginia que iba apuntando lo que comentábamos en una libretita.

Lo que más me sorprendió fue ver el nuevo look de Risto Mejide , el pelo rapado y por primera vez podía verle los ojos pues llevaba gafas de vista normales. No hice ningún comentario al respecto pero pensé que lo que habíamos visto en la tele era únicamente un PERSONAJE TELEVISIVO y no la persona que yo tenía en frente. A priori me trasmitía tranquilidad, buen rollo, confianza… imagino que el intentaba gustarme y yo lo mismo a el, por favor, entendamos esto en un contexto puramente profesional.

Como yo no sabía exactamente a qué iba a sus oficinas, no sabía lo que querían de mi, lo que les había gustado de aquella entrevista… Pensé que lo mejor era contarles mi trayectoria, mis proyectos, lo que había hecho hasta la fecha. Les expuse una presentación en keynote para que vieran de forma más visual algunos ejemplos de webs o proyectos que llevaba a cabo desde mi agencia en Castellón. De todas formas y aunque estuvieron atentos en todo momento, me percaté que les importaba bastante poco el resultado de estos proyectos y más bien me analizaban a mi como persona.

El caso es que empezamos a hablar de lo que necesitaban. Risto me contó que estaban empezando en AFTERSHARE.TV y buscaban a ver con quién podían colaborar en diferentes temas, uno de ellos y mi especialidad era INTERNET.

Aún no tenía muy claro a dónde íbamos a llegar con esa conversación, por momentos pensaba que me querían proponer trabajar en AFTERSHARE.TV, cuando Risto me dijo:

– Bueno el tema es que yo este año volveré a Operación Triunfo aunque aún no se ha hecho público que sea así. Quiero tener una web porque hasta ahora no la he tenido.

Le comenté que efectivamente estaba perdiendo una oportunidad de lujo con lo mediatico que estaba siendo. Parecía mentira no tener una web para aprovechar el tirón.

El caso es que después de debatir un poco sobre este tema, me dijo:

– Te voy a hacer una propuesta…

– Ok! (-aquí yo estaba alucinando, la verdad estaba bastante ilusionado)

– Quiero que me hagas una propuesta de lo que sería mi página web personal ristomejide.com tal y como tú la ves. Piénsalo y cuando tengas algo nos llamas y nos lo cuentas. No te preocupes porque no te vamos a robar la idea, yo estoy acostumbrado a ir a concursos y esas cosas ocurren y por eso mismo yo no voy a hacerlo contigo porque no es mi estilo. Confía en nosotros porque si nos gusta la idea te la compramos.

:O Mi cara, imagino, fue un poema de ilusiones y misticismos varios, la ilusión de poder proponer qué tenía que hacer en su web, una web que probablemente superaría las 10mil visitas diarias y que saldría por la tv… me alucinaba! jejeje

Así que acepté el reto y le dije que le llamaría aunque por teléfono me parecía frío y difícil de expresar, le comenté a lo mejor vuelvo a Barcelona y te lo cuento en persona, creo que será mejor…

Risto Mejide:
– Como quieras pero lo necesitamos ya porque en menos de un mes y medio empiezan los castings…

Aquí ya empezó la presión!! jeje

Pocos días después, no recuerdo cuantos, tal vez una o dos semanas, llamé para confirmar una cita y presentarles mi propuesta.

Esta vez fui sólo a Barcelona el viaje era apasionante, las dudas sobre mi propuesta existían pero en el fondo no perdía NADA, esa era mi actitud, yo lo presento y si no gusta pues…

Llegué sofocado a la oficina después de subir esas cuestas del barrio de Vallcarca y una vez más me abrió Virginia. Aquel día me aguardaba una pequeña sorpresa, Risto Mejide me presento a un gran amigo suyo que sería el Director de Arte de la agencia, me lo presentó como un tío que había trabajado con el muchos años y que también tenía mucha experiencia en web, “Ha hecho webs en estados unidos y todo”. En un principio le miré con admiración pero poco después ya noté que el no me miraba con el mismo respeto, imagino que me vio muy joven.

El caso es que hice la presentación de mi propuesta y a Risto le encantó o eso dijo. Pero el resultado fue que prácticamente nada de lo que había hecho podía convertirse en realidad ya que Risto no quería darle ese enfoque a la web. Aún así me dijo, vale empecemos a trabajar con la web, envianos un presupuesto esta semana y en quince días quiero la web en marcha. Evidentemente le dije que eso no podía ser que necesitábamos más tiempo para la programación, diseño, estructura, etc… El aceptó.

El verdadero reto de su web o de su presencia en la red era posicionar, en la primera página, su web personal cuando buscabas Risto Mejide porque entonces aparecía en la segunda página de google. Así que durante todo el proceso se pensó en el SEO para mejorar su posicionamiento.

Continuará… Siento deciros que a petición de Risto, no habrá tercera parte, ni cuarta, ni quinta…

Ver anterior “Así empezó nuestra primera cita…

Suscríbete a mi Newsletter

Cada semana en tu email.

Quizás te interese

Estrategia Empresarial

¿Qué es el Marketing?

¿Qué es el marketing? Muchas personas confunden el marketing con la publicidad. En realidad el marketing es el estudio de los mercados y los consumidores