Hoy quiero compartir con vosotros dos campañas de marketing directo personalizado. Sin duda en estas campañas se puede hacer cumplir la premisa de que la calidad es más importante que la cantidad. El target al que nos dirigimos, aunque sea un nicho muy concreto, es lo más importante y a él nos debemos orientar. Espero que os gusten y compartáis estos dos grandes ejemplos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *